top of page

Efecto pinhole y sombras durante un eclipse



Los eclipses solares son eventos astronómicos fascinantes que capturan la atención de astrónomos profesionales, aficionados y el público en general. El eclipse solar total que tuvo lugar en México en 2024 fue un ejemplo notable de esto. Durante estos eventos, se pueden observar diversos efectos ópticos, además de la impresionante oscuridad total producida en la zona de la umbra, también podemos encontrar entre ellos las sombras proyectadas por los árboles debido al efecto pinhole o estenopeico. En la región de la penumbra, las sombras de los árboles crean una serie de medias lunas alrededor de las hojas, lo cual resulta en un espectáculo visual único.


Este fenómeno se debe a la difracción de la luz al pasar a través de un orificio muy pequeño, como los diminutos orificios formados por las hojas de los árboles. Durante un eclipse solar, estos pequeños orificios proyectan estas curiosas figuras en la superficie del suelo donde se proyectan. En un día común sin eclipse, la luz solar llega directamente a la Tierra sin ningún obstáculo significativo en su camino. Por lo tanto, no hay ninguna fuente de luz "débil" o "difusa" que pueda generar patrones de difracción como las medias lunas.


En la figura al inicio del texto se presentan dos fotografías tomadas en momentos diferentes: durante el eclipse (A) y un día posterior (B), ambas capturadas en el mismo lugar y aproximadamente a la misma hora. La imagen de la izquierda revela de manera notable el efecto pinhole que produce las medias lunas en las sombras proyectadas. Por el contrario, en la fotografía de la derecha, las sombras carecen de un patrón definido. Es importante destacar que esta imagen fue tomada en las instalaciones del Centro de Ciencias de Sinaloa.


Es importante destacar el extraordinario impacto del eclipse en Mazatlán, Sinaloa, que congregó a más de 200 mil personas para presenciar el fenómeno del eclipse solar total. Esta asombrosa cobertura total del sol brindó una oportunidad única para que Sinaloa mostrara su faceta menos conocida, una faceta que rara vez tiene la oportunidad de destacarse a nivel internacional.


La presencia de expertos de la NASA en el evento resalta aún más la importancia y relevancia de esta ocasión. No solo fue un espectáculo astronómico impresionante, sino que también sirvió como un vehículo para la ciencia, permitiendo que la investigación y el conocimiento científico llegaran a los hogares de todos. Este eclipse solar fue más que un evento astronómico; fue una inspiración para los niños y jóvenes, invitándolos a explorar el fascinante mundo de la ciencia y considerar el camino científico como una opción para su futuro.


En conclusión, los eclipses son fenómenos periódicos que las regiones afortunadas de presenciar deben aprovechar. No solo ofrecen oportunidades para el estudio científico, sino también para disfrutar y apreciar la maravilla de la naturaleza. Además, estos eventos son una excelente oportunidad para resaltar la contribución de la comunidad científica al entendimiento de estos majestuosos fenómenos astronómicos.


Emiliano Terán Bobadilla

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page